El Bhagavad Gita




14. El Señor del Universo está más allá de las acciones de este mundo y la actividad que
éste genera. Está más allá del resultado de las acciones. Sin embargo, la naturaleza
continúa su trabajo con admirable perfección.

15. Las malas o buenas acciones de los hombres no son obra Suya. Cuando la sabiduría
es oscurecida por la ignorancia, ésta les hace descarriar.

16. Pero la sabiduría del Espíritu interior puede descorrer los velos de la ignorancia de
los hombres que, debido a la carencia del Conocimiento, se hallan sumidos en la
oscuridad. La sabiduría del Conocimiento se revelará dentro de ellos como un sol
radiante y, en su efulgencia, ellos podrán ver lo Supremo31.

17. Concentrando sus pensamientos en Él y haciéndose uno con Él, encontrarán su mo-
rada en Él. El será así el final de su viaje. Arribando a aquella orilla de la que nunca
se vuelve, pues han sido purificados por la sabiduría y están libres de pecado.

18. El amor que siente un iluminado es ecuánime y universal, no hace diferencias entre
un Brahmin austero y sabio y una vaca o un elefante, o un perro, o incluso el bruto
que come carne de perro.

19. Aquéllos cuyas mentes están siempre en serena concentración ya han hecho de su
vida un triunfo en esta tierra. Dado que Dios es uno y siempre puro, al hacerse uno
con Él alcanza todos sus divinos atributos.

20. El iluminado que ve a Brahman mora en Brahman. Habiendo apartado de sí toda
ilusión, su mente está en perfecta calma. Una vez alcanzado este estado, ni el placer
ni el dolor puede estremecerlos.

21. Ya no está apegado a las cosas exteriores, pues dentro de sí, él encuentra toda la
alegría. Su gozo es constante y eterno, pues su alma ya ha alcanzado la unión con
Brahman.

22. El sabio nunca buscará el gozo en las cosas de este mundo, pues los placeres que
ellas reportan, son tan sólo el presagio de los sufrimientos que luego han de venir.
Todo es transitorio, igual que viene se va.




47

47