El Bhagavad Gita




INTRODUCCION



El Mahabharata es un extenso poema hindú, que al parecer fue escrito hace 5.000
años (3.000 a. C.). La tradición atribuye su redacción a Vyasa, si bien alcanzaría su
forma definitiva varios siglos después, bajo el reinado de los Gupta.
Consta de más de 107.000 pares de versos. Su extensión es siete veces superior a las
famosas obras «La Ilíada» y «La Odisea» juntas. Parece tener un fuerte fundamento
histórico, ya que en los Vedas hay referencias a personajes del Mahabharata, que su-
puestamente intervendrían en una guerra intertribal, ocurrida en el segundo milenio
antes de Cristo, y en la que participó toda la India septentrional.
Este antiguo poema narra en lengua sánscrita la epopeya de las reyertas entre los
«kurus» y «pandavas», clanes tribales que tenían como predecesor común a Bharata,
hijo de Sakuntala. La guerra entre las dos tribus hermanas había sido iniciada a conse-
cuencia de que Pandu, el hijo menor del rey Hastinapura, había ascendido al trono
debido a que su hermano mayor, Dhritarashtra, era ciego.
Por una ofensa inferida a los dioses, Pandu debió dejar el reino y junto con su espo-
sa y sus cinco hijos se retiró a los bosques a hacer penitencias, donde moriría tiempo
después. Durante este tiempo en el que Pandit hacía sus penitencias, su hermano Dhri-
tarashtra había ascendido al trono, teniendo una prole de cien hijos.
Duryodhana, el hijo mayor de Dhritarashtra, sentía celos y envidia de las buenas
virtudes de los cinco hermanos pandavas, pues al morir Pandu, Dhritarashtra les había
acogido y criado como a sus propios hijos. Y por esta razón Duryodhana les tiende un
atentado, en el que aparentemente perecieron. Pero no fue así. Tiempo después, Du-
ryodhana se entera de que los pandavas han emparentado con un poderoso monarca,
por su casamiento con su hija Draupadi. El padre de la princesa había organizado un
torneo, cuyo ganador tendría como recompensa la mano de su hija. Arjuna, uno de los
hijos de Pandu, resulta victorioso, aunque por un extraño incidente familiar, debe com-
partir su esposa con sus hermanos.
Dhritarashtra, al enterarse de la situación en que se encontraban los pandavas, y
siguiendo el consejo de su tío Bhishma, les otorga la mitad de su reino.
Por este motivo, crece el odio de su hijo mayor (Duryodhana) hacia los pandavas, y,
cegado por la envidia, reta a un fraudulento juego de dados a Yudhistriya, el mayor de
los hijos de Pandu. Este acepta y pierde sus posesiones, su libertad y la de sus herma-
nos. Pero Dhritarashtra interviene y les devuelve su libertad y sus posesiones. Mas,
nuevamente, Duryodhana desafía a Yudhishtriya, concertando que si éste pierde en el




4

4