El Bhagavad Gita




CAPITULO 3.°




LA ACCION




ARJUNA:




1. ¡Oh, Krishna! Si tu enseñanza es que el desapego es superior a la acción, ¿cómo en-
tonces me pides que ejecute la terrible acción de la guerra?

2. En esta contradicción de tus palabras, mi mente encuentra confusión. Aclárame, te lo
ruego, ¿por qué camino puedo alcanzar lo Supremo?



KRISHNA:

3. Antes te he hablado, oh príncipe sin mácula, de dos caminos que conducen a la per-
fección, el de la sabiduría de los Sankhyas22, Jñana Yoga23, y el camino de la acción
de los yoguis, el Karma Yoga.



22
El Sankhya, fundado por Kapila (un Avatar), miles de años a. C., aunque uno de los textos más re-
levantes de esta escuela, se acabó de componer en el siglo xv. Esta doctrina se basa en la distinción del
alma (purusha) y naturaleza (prakriti). Si bien prakriti es simple, su manifestación se lleva a cabo me-
diante tres poderes, cualidades o elementos, llamados Gunas. En prakriti esos aspectos o cualidades se
hallan en perfecto equilibrio, formando una misma cosa. Si uno de los Gunas predomina más que los
otros dos (que es lo normal), da lugar al mundo diverso de las inclinaciones naturales de las diferentes
criaturas, tal y como es percibida por nuestros sentidos. Sostiene también que cada una de las múltiples
almas que se encuentran ur das a la naturaleza material están inexorablemente sometida. a la transmigra-
ción (samsara), como resultado de nuestros actos. El Sankhya busca salvar al purusha de la esclavitud del
samsara (del ciclo de nacimientos y muertes provocado por el karma). Así su fin último es la liberación
(moksha). Yoga significa yugo, unión. Unión con lo divino. También tiene sentido de sendero o camino
espiritual.
23
Jñana o sacrificio es la práctica del culto mediante ofrendas: dedicar al Ser Supremo las acciones
que se efectúan con desapego; actos que se realizan en pro de otro sin esperar recompensa.




33

33